Gaseosa casera para niños

Una gaseosa casera puede ser una buena alternativa a la gaseosa comprada en una tienda y es porque además de ser fácil de hacer también es mucho más natural, tomando en cuenta que la fruta que se usara no es artificial. A continuación te mostraremos como hacer gaseosa casera para niños.




Modo de preparación:

* En una jarra grande mezclaremos el litro de agua con el jugo de 5 naranjas, agregamos el azúcar al gusto y revolvemos hasta que quede completamente disuelta la azúcar, dejamos reposar por unos cinco minutos y volvemos a revolver para asegurarnos de la disolución de la misma.

* Ahora agregamos una cucharada de bicarbonato de sodio, si queremos que haga más espuma podemos agregar un poquito más sin excedernos.

* Recomendamos dejar reposar por unas horas preferiblemente para que se asiente el bicarbonato y nos quede una mezcla regular, se puede decir que de esta manera sencilla terminamos de hacer nuestro refresco gaseoso casero.

Dato: El bicarbonato entra en reacción con los cítricos formando así una reacción un tanto espumosa que si se deja asentarse se formara la efervescencia característica de la gaseosa, si no se deja unas horas reposar se tendría que consumir cuando todavía tiene la espuma de la reacción que se forma entre la naranja y el bicarbonato.
En todo caso es necesario comprender que la gaseosa que compramos en la tienda también es un refresco carbonatado, esto significa que tanto la soda comercial como la casera tienen principios químicos similares y aunque el resultado final puede variar un poco.
Ingredientes:

5 Naranjas
1 litro de agua
1 o 2 cucharadas de bicarbonato de sodio
Azúcar al gusto


Universo para niños - Derechos reservados 2022