Como motivar a los niños a estudiar (ideas y tecnicas motivacionales)


La falta de ganas de estudiar presente en un niño es razonable, solo cuando un padre logra entender el razonamiento de los niños podrá ayudarles a motivarse en el estudio, encontrando precisamente razones que les impulse a desear estudiar y verle el lado bueno, en ocasiones dependiendo de los métodos de estudio hasta pueden verlo divertido.

En principio el niño en su estado natural puede encontrar divertido el Kínder porque en este se hacen actividades que le gusta, como dibujar, cantar, jugar, y entre tanto juego aprende una que otra cosa, un poco las vocales y otro poco los números.

El problema está en primero, segundo, tercero... (los grados posteriores), se cambia el juego por operaciones matemáticas, se cambia el canto por historia de la música y tener que tocar algún instrumento, el sistema educativo cambia lo divertido por lo teórico y más complicado, es normal que un niño prefiera jugar o ver televisión que estudiar gramática, divisiones o historia, con esto el niño está mostrando capacidad de escoger lo que más le agrada y lo que es mejor.

Se preguntará alguien ¿Escogen lo que es mejor?, sí, porque tengamos en cuenta que en la información contenida en el cerebro del niño no le queda al 100% claro las ventajas del estudio, el no sabe lo que es buscar trabajo y tener dificultades por falta de estudios, no sabe lo que es tener que competir con otras personas con mayor estudio y certificaciones por un mismo empleo y hasta con mayor experiencia laboral, tampoco sabe y nunca ha experimentado que el conocimiento del pasado le sirva en el futuro, y no es suficiente con decirles que esto es así, no porque no lo crean sino porque no es lo mismo oírlo que entenderlo a partir de la vivencia, lo que si sabe es la bonita sensación del jugar, y lo divertido que puede ser la televisión.

Formas de motivación en el estudio para niños

Con lo anterior entendemos que es importante hacer que el niño vea beneficios en el estudio actual, entre 10 y 11 años comprenden bastante bien las explicaciones y de ser posible demostrar con historias reales, la importancia del estudio y desventaja de carecer de conocimiento, en edades menores la idea es maquillar el estudio lo más posible, incluso también en edades avanzadas del niño y joven maquillar el estudio es conveniente, pero más en niños pequeños.



Con maquillar el estudio hago referencia a valernos de todo tipo de actividades para su aprendizaje, algunas cosas se pueden aprender con ayuda de juegos interactivos en línea, en otras es conveniente que el padre desarrolle dinámicas para el aprendizaje pronto de ciertos temas en los niños, ciertamente no es posible para el padre incluir todo el estudio en dinámicas interactivas de hecho es más fácil para los profesores y ellos deberían de hacerlo, aunque no siempre lo hacen.

Otro consejo para motivar al niño es utilizar frases motivacionales sobre el estudio, y de ser posible explicarles acompañado de una historia el significado de esta frase, en días anteriores enlistamos varias de estas frases para motivar a los niños a estudiar la recomendación es que las vea y así compruebe que efectivamente estas frases pueden ayudar mucho al niño, tanto en la actualidad como a futuro, en ocasiones es más sencillo comprender una frase que una explicación muy extensa y eso se encuentra su poder de enseñanza.

Existe un cuarto punto que es importante tener en cuenta y analizar, este es el ofrecer recompensas por sacar buenas calificaciones o por pasar un grado, en principio podría pensarse que esto puede crear niños interesados, pero en verdad es necesario comprender que de hecho desde niños perseguimos una recompensa, es decir quien trabaja por trabajar? o solo trabaja "porque sea bueno" más bien es bueno trabajar por la recompensa económica, ¿porque estudia un niño sino por su recompensa laboral y social del futuro?, en otras palabras es por una recompensa que se tiene que estudiar, basados en la misma línea de pensamiento entendemos que es bueno para el niño percibir una recompensa no solo futura sino que también puede motivarle recibir una recompensa actual por pequeña que parezca, desde un pequeño juguete que quería, un viaje durante el fin de semana a un sitio que le agrede(tras pasar el año escolar), o cualquier otra cosa que se nos ocurra.

Cuando el niño falla una calificación de algo importante como un examen, conviene hacerle ver la problemática, el niño por sí mismo entiende que es una nota mala, pero es necesario hacerle ver que por ese motivo ahora esta forzado a sacar notas aún más altas en los siguientes exámenes, que de otra forma terminaría repitiendo el grado y todo lo que esto conlleva, dejándole en claro que aunque es más difícil ahora recuperar el puntaje total, sigue siendo posible, de otra forma podría caer en un desanimo mayor.
La motivación en todo momento ha de ser sincera y equilibrada, esto se logra no mintiendo en cuanto a la facilidad del aprendizaje pero explicando que a pesar de la dificultad los beneficios son mucho mayores.


Universo para niños - Derechos reservados 2020