Funcion del sistema digestivo para niños
El sistema digestivo también conocido como aparato digestivo está formado por un grupo de órganos que trabajan juntos con un mismo fin, su objetivo es procesar los alimentos y convertirlos para que así puedan pasar en pequeñas partículas al sistema sanguíneo, posteriormente se transportaran a todo el cuerpo estos nutrientes necesarios para el crecimiento, buen funcionamiento de otros órganos y energía.



Órganos del sistema digestivo y su función

Boca: La digestión es el proceso por el cual de principio a fin los alimentos se transforman en nutrientes, podemos decir que la digestión empieza en la boca, en esta zona órganos como los dientes se encargan de triturar los alimentos, su tamaño disminuye al formarse lo que se conoce como bolo alimenticio, en la boca además están las glándulas salivales que producen la saliva como su nombre lo indica, en la saliva se encuentran encimas que ayudaran a procesar mejor los alimentos.

Faringe: Una vez tragamos los alimentos estos pasaran por una cavidad llamada faringe ubicada en la garganta, aquí se encuentra la epiglotis que es un órgano compuesto por unos pliegues de piel que se encargan de separar el conducto que va hacia los pulmones del conducto que va hacia el estómago, cuando estamos tragando la epiglotis se cierra para que los alimentos no ingresen a los pulmones.

Esófago: El esófago es un tubo que conecta desde la faringe hasta el estómago y mide alrededor de 25cm en un adulto, su función es únicamente la de transportar los alimentos, y está formado por capas de músculos que se contraen y relajan para permitir dicho paso de alimentos.

Estomago: Este órgano es el recipiente donde se acumula la comida, en el los alimentos pasan por un baño de jugos gástricos y encimas que destruirán los alimentos convirtiéndolos en una especia de pasta muy liquida, posteriormente pasaran al intestino delgado donde serán absorbidos como lo indicaremos más adelante.

Páncreas: El páncreas crea y segrega el jugo pancreático, en él se encuentran hormonas como la insulina, esta hormona es la responsable de ayudar a metabolizar los azucares, si el páncreas no funciona correctamente se genera la enfermedad llamada Diabetes tipo 1.

Hígado: Pese a que al cuerpo entran muchas sustancias que terminarían siendo toxicas si se acumulan como los propios medicamentos, el alcohol y muchos químicos, es necesario que exista un filtro, el hígado desempeña ese papel para la mayoría de tóxicos, para otras sustancias los riñones también ayudan, el hígado pesa alrededor de un kilogramo y medio en adultos, la otra función que el hígado desempeña es la de secretar la bilis, líquido que ayuda en la digestión a descomponer la grasa en gotitas más pequeñas.

Intestino delgado: como mencionamos anteriormente el intestino delgado se encarga de absorber los nutrientes del líquido resultante de la digestión, vitaminas, minerales, proteínas y carbohidratos son absorbidos. Su tamaño ronda entre dos metros y medio y tres metros, las paredes del intestino delgado contienen vellosidades que son las encargadas de dejar pasar los nutrientes al interior, lo suficientemente estrechas para impedir que la sangre salga al intestino, excepto si existe alguna enfermedad.

Intestino grueso: Posterior al paso del producto de la digestión por el intestino del gado esta pasta pasara por el intestino grueso, en el también se continua absorbiendo agua y nutrientes de los alimentos, además aquí se almacenaran las heces, los alimentos llegan aquí aproximadamente 2 horas después de ser ingeridos, su tamaño aproximado es de un metro y medio.

Ano: Para finalizar el recorrido por el sistema digestivo, lo que previamente eran alimentos que se transformaron en un bolo alimenticio, tras pasar por el intestino grueso queda un sobrante que son desechos, esta materia necesita ser expulsada del cuerpo, el ano es el esfínter que se encarga de dar paso a estos desechos para ser expulsados al exterior.
Sabías que la mayoría de objetos pequeños no alimenticios que se tragan y no son puntiagudos ni contienen toxinas terminan expulsándose del cuerpo de forma natural sin que causen daño al sistema, esto incluye monedas, pedazos de plástico no puntiagudos, entre otros objetos, que no deben de ingerirse pero algunas personas han ingerido y expulsado.


Universo para niños - Derechos reservados 2019