Que pasa si un niño se traga un pelo de gato

Los gatos al igual que cualquier mascota con pelaje dejan botado el pelo conforme este se va desprendiendo, tampoco es infrecuente encontrar bolas de pelo que el gato ha ido acumulando conforme se va lamiendo, el problema es que cuando hay niños pequeños existe una mayor posibilidad de que terminen ingiriendo este pelo por accidente, queda claro que no es algo que deba de acontecer y por eso con cierta frecuencia los padres dan aviso al pediatra para que se les explique la peligrosidad de este acontecimiento, a continuación se detalla el grado de peligro según sea el caso.




¿Es peligroso tragar un pelo de gato?

En principio no, por lo menos no significa un riesgo mayor como un acontecimiento aislado, no importa si es de gato o de perro, el pelo por si solo no es malo ni causara ninguna enfermedad a diferencia de lo que algunos padres suelen creer, pero esto tampoco significa que el acontecimiento deba de repetirse, por el contrario los padres han de evitar que el niño ingiera el pelaje de su mascota por accidente a futuro.



Por otra parte el mayor peligro cuando un niño se trague un pelo de gato son las bacterias, los gatos andan en el suelo, se pueden juntar a otros animales y en general existen muchas formas por las cuales un gato puede terminar infectando su pelaje con una bacteria, incluso muchas bacterias que pueden causar una infección en el ser humano pueden no significar ningún riesgo para el gato.

Algunas bacterias son eliminadas por los jugos gástricos pero otras son resistentes, en todo caso es necesario tener cuenta que la posibilidad de infección bacteriana es solo, solo una posibilidad que de hecho es bastante baja pero que conviene que el padre tenga en cuenta por si el niño presenta algún síntoma.

Síntomas de infección bacteriana

Fiebre (si no se logra controlar puede ser una bacteria peligrosa)
Dolor abdominal
Diarrea
Dolor de cabeza
Nauseas y vómitos

Que hacer si un niño traga un pelo de gato


Siendo que la posibilidad de que esto le afecte es baja mientras no sea un acontecimiento frecuente; no ha de preocuparse a menos que presente algún síntoma de los anteriormente descritos u otro, de ser así la recomendación es que sea examinado por el pediatra y no lo intente automedicar, excepto si tiene fiebre podrá tratarla con Paracetamol o Ibuprofeno, si la fiebre es persistente aun con tratamiento también se hace necesario que acuda al centro de salud, de ser necesario recuerde que tiene a su disposición los servicios de emergencias 911, 123 o 112 según su país de origen.

Si por tener mascotas su hijo traga frecuentemente pelos de gato sin duda esto es peligroso tanto para el sistema digestivo como para los pulmones, ya sea que los repare o los ingiera por la boca, aunque el cuerpo es capaz de soportar algunos pelos de manera muy ocasional, la ingesta frecuente aumenta el riesgo de afección.

Respirar pelos de gato es malo para los niños


Cuando hay mascotas es común que pequeños pelos que se desprenden de la mascota sean inhalados, es lógico que esto afecta a niños que tienen ciertas alérgicas como el asma, pero mas allá de esto también nos puede afectar a cualquiera siendo que si se acumulan en los pulmones los pelos a lo largo del tiempo se producirá lo que se conoce como pulmón del peluquero, que empieza por una tos seca y puede ser mortal.
Consejo:

Tenga mucho cuidado de tener mascotas si tiene niños, y tengalo usted tambien, la toxoplasmosis es un parasito muy comun en los gatos y perros, este parasito puede llegar a ser grave y causar problemas al cerebro, el pulmón, el corazón, los ojos o el hígado.
Liam:
casi muero por tragarme un pelo de gato


Universo para niños - Derechos reservados 2022